Cómo guiar un correcto estudio de las matemáticas

Tareas de física
Tareas escolares personalizadas: Estudio eficiente en la casa.
28 mayo, 2017
profesor particular
Profesores multidisciplinarios: Expertos en diversas asignaturas
19 junio, 2017
Show all

Cómo guiar un correcto estudio de las matemáticas

libros matemáticas

La matemática suele ser una asignatura que complica a los estudiantes. Sin embargo si se lleva a cabo un correcto estudio de las matemáticas, cualquier alumno debería ser capaz de empezar a obtener buenos resultados.


Consejos elementales:

  • Base sólida: La mayoría de los temas de la matemática requieren conocimientos previos. No es conveniente estudiar un tema si los requerimientos previos no están bien fijos. Las primeras piedras en el proceso de aprendizaje son las que tienen que estar más firmes.
  • Empezar por el nivel adecuado: Al estudiar un tema hay que empezar por el nivel más básico. Cuando los ejercicos más fáciles están dominados se puede avanzar con los más complejos. Para trabajar de esta forma es recomendable el uso de libros, ya que generalmente hay ejercicios propuestos de distinta dificultad.
  • Uso de resúmenes: Es bueno usar resúmenes para recordar procedimientos, ecuaciones, fórmulas y el significado de las variables. Sin embargo Jamás hay que memorizar. La idea es que el resumen quede interiorizado por su constante uso en ejercicios y problemas.
  • Ejercitar constantemente: No basta con que el alumno resuelva correctamente unos cuantos ejercicios. Hay que repetir hasta que la resolución de cada problema salga tan natural como lo es el caminar.
  • comprender bien el significado: Esto es de seguro lo más importante, y a la vez lo más dificil. No basta con saber resolver unos cuantos ejercicios mecánicamente. Hay que comprender muy bien por qué cada procedimiento, fórmula y/o ecuación resuelve determinado problema.

Estudiar matemáticas con el uso de libros:

Una de las formas más eficientes de estudiar matemáticas es mediante el uso de libros. Hay una infinidad de libros de matemáticas de distintos niveles. La mayoría de los libros abordan diversos temas respetando la siguiente estructura:

  • Al principio de cada capítulo se explican los contenidos. Se muestra el significado de ecuaciones, fórmulas y procedimientos. Luego diversos ejemplos aplicando lo anterior.
  • Más adelante se muestran ejercicios propuestos para el lector, estos van creciendo en nivel de dificultad y cada uno se encuentra con sus respectivas respuestas.

Para intentar estudiar matemáticas con la ayuda de un libro se recomienda seguir los siguientes pasos:

  1. Comprender: Leer el inicio de cada capítulo, comprender muy bien el significado de cada procedimiento, ecuación y/o fórmula. Ver ejemplos de ejercicios resueltos.
  2. Ejercitar: Después se puede intentar resolver los ejercicios propuestos, para luego corroborar la respuesta en el solucionario. Naturalmente hay que empezar por los más fáciles, estos deberían ser muy parecidos a los ejemplos que se muestran. En la medida que se obtenga buenos resultados con los ejercicios más fáciles se puede ir subiendo el nivel de dificultad.
  3. Corregir: Si la respuesta de un ejercicio no coincide con la del solucionario hay que revisar el desarrollo. La idea es encontrar el error para no volver a cometerlo. Sin embargo no hay que confiarse siempre en los solucionarios, a veces sucede que están incorrectos.

En el siguiente link podrán descargar el libro Baldor, muy recomendable para estudiar matemáticas:

El estudio de la matemática es como realizar ejercicio físico.

ejercitar matemáticas

Hacer ejercicios matemáticos es tal cual hacer ejercicio físico. Cuanto más se hace mejor estado se puede conseguir. Si se deja de hacer, con el tiempo van disminuyendo las capacidades. Tampoco hay que excederse, ya que te puedes lesionar. Hay que hacerlo de una forma en la que el estudiante no pierda la motivación con la matemática. Hay que empezar de lo más simple y gradualmente subir la dificultad en la medida que el alumno sea capaz. Tampoco hay que quedarse atrás, es todo un equilibrio. En la medida que avanzan los años de enseñanza básica y media es más el peso que los alumnos tienen que levantar. No es coincidencia que la palabra ejercicio se use tanto para referirse a los ejercicios mentales como a los físicos.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha *

Llama para coordinar